Aceite de argán para el pelo y cabello

El argán es un producto cosmético natural obtenido a partir del fruto del árbol de Argán, originario de Marruecos y cuyo nombre científico es Argania spinosa. Tiene múltiples propiedades pero en este artículo vamos a centrarnos en los usos y beneficios del aceite de argán para el cabello.

Propiedades del aceite de argán para el pelo

Una de las principales razones por las que es tan beneficioso es que contiene mucha vitamina A y E. Además es rico en antioxidantes, ácidos grasos Omega 6, y ácido linoleico. Algunos estudios indican que es muy beneficioso para aliviar la inflamación del cuero cabelludo.

Cuando es utilizado con enfermedades capilares inflamatorias del folículo piloso como son algunas alopecias puede ayudar a combatir la inflamación y aliviar la sensación de hinchazón.

Asimismo contiene vitamina E que estimula la producción de células del cuero cabelludo, lo que le da un poder antienvejecimiento del cabello.

Algunas de las propiedades del aceite de argán para el pelo son:

  • Antiinflamatorias
  • Hidratantes
  • Antioxidantes
  • Acondicionadoras

aceite de argan para el pelo

Antiinflamatorio del cuero cabelludo

La forma de empleo es poner de 1 a 3 gotas directamente sobre el cuero cabelludo y masajear suavemente durante unos minutos. Esto hace que extiendas el producto por toda la cabeza y penetre en los folículos pilosos ofreciendo sus propiedades antiinflamatorias. Al rato sentirás cierto alivio si tienes problemas con el folículo.

Aceite de argán para el cabello seco

Para hidratar la melena lo mejor es echar varias gotas sobre las manos y frotarlas. Después péinate con las manos para dejar que el aceite de argán para el cabello quede impregnado. Así la hidratación actuará sobre cada uno de los filamentos que componen el pelo eliminando el encrespamiento. Utilizarlo como acondicionador es uno de los usos preferidos ya que funciona muy bien. Y además de las propiedades hidratantes y nutritivas, tiene una muy buena acción reparadora que te contamos en el siguiente apartado.

Reparar el cabello dañado con argán

Si tienes el pelo seco y quebradizo, usarlo una vez a la semana es un tratamiento reparador del cabello genial. Lo mejor para estos casos es usarlo por la noche. Sube la cantidad hasta 4 o 10 gotas. La forma de empleo es igual que la anterior. Pon el aceite en las manos y frótalas. Después masaje suavemente en círculos todo el cuero cabelludo hasta que notes que está bien extendido.

Una recomendación es usar un gorro de ducha para mantener la zona cálida y evitar manchar la almohada durante la noche. Esto provocará que penetre mejor en la estructura del colágeno y queratina al igual que sucede con el aceite de jojoba. Otro tipo de cosmético que repara el cabello seco y dañado. Si lo dejas actuar durante toda la noche tanto las células del cuero cabelludo como las propias fibras del cabello absorverán las ceramidas y componentes beneficiosos. En cuestión de unas horas puede hacer maravillas cuando tienes una melena débil y delicada, con tendencia a agrietarse y encresparse.

Por la mañana, cuando te levantes y después de estar toda la noche con la mascarilla, lávate el cabello igual que siempre. Notarás una mayor hidratación y vitalidad.

Cómo usar el aceite de argán para el pelo

Lo bueno de este producto es que no es graso. Eso significa que puedes utilizarlo sin necesidad de tener que lavar la cabeza después. Puedes utilizarlo como acondicionador ya que hace que tengas el cabello más suave y sedoso, lo que evita enredos y tirones al peinarte.

Además, gracias a las propiedades hidratantes que contiene evita en gran medida el pelo encrespado o frizz del cabello que es tan molesto y antiestético. Muchas personas tienen un gran problema con el cabello encrespado debido a la sequedad o la forma del colágeno capilar. El argán en aceite alivia el encrespamiento con hidratación. Además, las melenas maltratadas con secadores, planchas y rizadores marchitan muchas veces el pelo ocasionando ciertos problemas de deshidratación. Todo esto lo puedes solucionar sólo con unas gotas de aceite de argán en tu rutina de cuidados del cabello.

Un consejo es que al principio eches muy poco producto. Es mejor quedarse corto que pasarse. Con la práctica vas a notar que es muy fácil coger la medida exacta para acondicionar tu cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *