Alopecia androgénica: tratamiento y soluciones

La alopecia androgénica o androgenética (AGA) es la forma más común de caída del cabello en hombres y mujeres. Conocida ampliamente como calvicie común o calvicie de patrón masculino es la alopecia más generalizada entre la población adulta. Tiene como origen causas hormonales.

Síntomas

Generalmente, el primer síntoma de la alopecia androgénica es la pérdida de pelo a la altura de las sienes. En algunos casos sólo disminución de densidad de la masa de capilar. Con el paso del tiempo, y si no se atajan las causas, la consecuencia es el avance de la caída del cabello superando la línea frontal hasta formar una característica “M”. Es entonces cuando el pelo de la coronilla empieza a observarse menos denso y más débil, llegando a clarear en estadios más avanzados e incluso poder alcanzar una calvicie total.

Alopecia androgénica femenina

Patrón de caída alopecia androgénica

En el caso de las mujeres la caída del cabello tiene un patrón diferente al de los hombres. En lugar de comenzar en las entradas, la alopecia androgénica femenina muestra un patrón de adelgazamiento de todos y cada uno de los cabellos de la cabeza. En el sexo femenino es poco frecuente que llegue a originarse una calvicie total. En lugar de seguir el patrón de calvicie de los hombres, en las mujeres la alopecia androgénica tiene un patrón de caída difuso.

Causas en hombres

simobolo-masculinoLa alopecia androgénica masculina está asociada a enfermedades coronarias y de próstata. También han sido descritos casos en los que las causas más probables son problemas de azúcar, obesidad y diabetes, así como hombres que sufren hipertensión durante mucho tiempo. No obstante, a medida que una persona cumple años es más probable padecerla. Más del 50% de los hombres a partir de los 45 años tienen síntomas de AGA.

La etiología indica que son los andrógenos u hormonas masculinas las que provocan el empequeñecimiento de los folículos pilosos sobre zonas del cuero cabelludo que están predispuestas genéticamente a sufrir los síntomas. La pérdida de pelo en hombres, para este caso, es definida como patrón masculino.

Las causas más comunes en mujeres

símbolo femeninoEn el sexo femenino la alopecia androgenética es relacionada con enfermedades de los ovarios que desencadenan en alteraciones hormonales. Algunas de ellas son el síndrome poliquístico (PCOS) o síndrome de Stein-Leventhal. Este tipo provoca, además de la pérdida del cabello en mujeres, menstruaciones atípicas, aumento de peso, producción de vello corporal y acné. La edad más común para sufrir alopecia androgénica femenina es al pasar la menopausia. En este período los cambios hormonales son frecuentes y profundos y, dado que la alopecia androgénica en mujeres es producida por los andrógenos, es la edad más probable para sufrirla. El patrón femenino es definido como pérdida difusa.

Cómo funcionan los andrógenos en los folículos pilosos

Andrógenos en folículos pilososEl crecimiento del pelo empieza en los folículos pilosos, estructuras situadas baja la piel que permiten la creación, nacimiento y posterior nutrición de todos y cada uno de los pelos tanto del cuero cabelludo como del cuerpo. En estos tejidos, el cabello crece durante un período de 2 a 6 años hasta entrar en la fase de reposo o efluvio telógeno. Posteriormente cae y dentro del folículo comienza a crecer una nueva hebra de cabello. Es en este momento crucial cuando niveles anormales de andrógenos en los folículos pilosos pueden desencadenar una aceleración del ciclo normal de crecimiento del cabello y provocar, al acortarse, que el pelo sea más corto y delgado. En esta situación, también es normal notar un cierto retraso en la producción de nuevas unidades capilares.

¿Hay algún gen relacionado con la alopecia androgenética?

genes alopecia androgénicaEstá siendo estudiado el gen AR aunque lo más probable es que las causas de la alopecia androgenética sean un mix de circunstancias: factores genéticos y medio ambientales que desencadenan el mal funcionamiento de los andrógenos. Estos, son los encargados del desarrollo sexual masculino hasta la pubertad y antes del nacimiento, el deseo sexual, así como controlar la el crecimiento del pelo. El andrógeno encargado de esto se llama dihidrotestosterona, y el gen que controla la producción de esta proteína se llama AR. En numerosos estudios se ha demostrado que alguna variación en el funcionamiento del gen AR modifica la producción de andrógenos dihidrotestosterona. Sin embargo, todavía está por identificar cómo afectan estos cambios a la caída del cabello.

En cuanto a la herencia genética, es patente que la enfermedad se propaga a través de generaciones consanguíneas, es decir, de padres a hijos sucesivamente sin importar sexo aunque, el sexo masculino en la línea descendente tiene una prevalencia mayor a la hora de mostrar síntomas.

Tratamientos para la alopecia androgénica. ¿Hay cura? ¿Tiene solución?

Originalmente se empezó a utilizar Minoxidil como medicamento para controlar la presión arterial, pero debido a que sus efectos son beneficiosos en pacientes con alopecia androgénica el tratamiento con Minoxidil se ha estandarizado en personas con enfermedades capilares. Tanto para hombres como mujeres el uso de este medicamento para la alopecia androgénica tiene buenos resultados, y funciona. Aunque se han descrito efectos secundarios al usarlo, en muchos casos no hay reacciones adversas y sólo se describe la remisión de la caída del cabello. En otros casos, y siempre bajo prescripción médica, el uso de Finasteride está indicado. En cualquier caso, dado que son medicamentos, el tratamiento requiere la supervisión de un médico para administrar Minoxidil por vía tópica o Finasteride en pastillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *