Cirugía capilar, cuando el tratamiento contra la caída del cabello no funciona

La cirugía capilar es una de las prácticas estéticas y médicas que más demanda tiene en la actualidad. La utilización de este procedimiento como solución a los problemas de alopecia y calvicie ofece grande resultados.

Hoy en día, tanto los hombres como las mujeres pueden disfrutar de un implante de pelo con diferentes técnicas aunque es verdad, que el uso de la cirugía capilar está más limitado en el caso de las mujeres con calvicie femenina debido al patrón de caída. En muchos casos, las mujeres no pueden disfrutar de los beneficios de esta técnica quirúrgica.

Cuando conviene utilizar la cirugía capilar

Cuando existe un caso de alopecia lo primero es seguir un tratamiento a base de Minoxidil, finasteride e incluso vitaminas para el pelo. Estos productos pueden ser el remedio a los problemas de caída del cabello. Sin embargo, a pesar de frenar la pérdida de pelo en algunos casos no hay una evolución favorable que produce nacimiento de nuevos cabellos. Es entonces cuando ciertas zonas permanecen calvas y se aconseja el uso de la cirugía capilar. Vemos, por ejemplo, tipos de alopecia areata en donde las placas alopécicas se han extendido tanto que se fusionan, alcanzan un tamaño mayor y son difíciles de disimular mediante técnicas sin cirugía.

También sucede algo parecido en gran parte de los hombres con pérdida de pelo en las entradas y coronilla e incluso en algunos casos en donde hay una cicatriz por un traumatismo o una intervención quirúrgica. En estos casos la cirugía capilar está recomendada. Claro está que siempre hay que analizar cada caso, pero en líneas generales un injerto de pelo es viable.

Para quién está recomendada la cirugía capilar

cirugía capilarNo hay un perfil de persona definido. Un implante de pelo o un microinjerto puede satisfacer a mujeres y hombres por igual. La cuestión es que hay que hacer un estudio de los síntomas y las causas de la calvicie. Decir que todas las mujeres tienen un patrón de caída idéntico es erróneo ya que podríamos cerrar la puerta para curar muchos casos de calvicie femenina. Así que hay que estudiar cada paciente y caso en particular. Y en el caso de alopecia masculina sucede lo mismo. Hay personas con patrón difuso que es de los más difíciles de tratar con procedimientos quirúrgicos pero en cambio, muchas veces, se solucionan favorablemente con otros tipos de terapias.

Qué precio tiene la cirugía capilar

Esta cuestión tiene múltiples respuestas. Las técnicas de cirugía capilar en mujeres puede costar alrededor de 3.000 euros. En hombres, dado que las placas alopécias suelen ser de un tamaño mayor, podríamos hablar de precios superiores. Podemos hablar de un precio aproximado de 4.000 o 5.000 euros.

En cualquier caso, es bueno considerar todas las posibilidades y valorar las diferentes técnicas que hoy en día existen. Gracias a ello podemos disfrutar de un cuero cabelludo más bello y saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *