Hipotricosis congénita, cuando no crece el pelo por causa genéticas

Hipotricosis es el término usado por los dermatólogos para describir cuando no crece cabello en las personas. A diferencia de la alopecia, que explica la caída del cabello en individuos que anteriormente tenían, la hipotricosis es un escenario en donde nunca antes ha nacido pelo.

Generalmente, cuando se menciona hipotricosis se hace referencia a la situación en que las personas carecen de cabello toda la vida.

Causas de la hipotricosis

La mayoría de los casos de hipotricosis son debidos a defectos genéticos y fallos embrionarios. El estudio clínico ha detectado cientos de tipos de hipotricosis genéticas y, a menudo, los individuos afectados por el tipo genético muestran otros síntomas como problemas mentales y minusvalías físicas.

Algunas enfermedades como condrodisplasia metafisaria, síndrome Ofuji y el síndrome de Graham-Little o liquen plano entre otras muestran síntomas de hipotricosis.

Tratamiento de la hipotricosis

Gracias a la mejora de la medicina capilar y los procedimientos médicos cada día se conoce más el genoma humano. No obstante, a pesar de conocer más profundamente los defectos genéticos que causan la caída del cabello es muy difícil tratar la ausencia de cabello. La bioquímica y la genética de cómo funciona es conocida pero aun así todavía falta algo de tiempo para que se pueda curar. El tratamiento de la hipotricosis todavía está por determinar.

botes de ensayo clínico

A continuación exponemos algunos de los tipos de hipotricosis más comunes:

Aplasia congénita

La aplasia de cutis congénita o aplasia congénita es un defecto del desarrollo de la piel que se produce en el feto mientras permanece en el útero. Los sujetos que sufren aplasia congénita presentan una ausencia total de capas de piel en áreas localizadas. Estas zonas suelen encontrarse en el cuero cabelludo aunque también es posible localizarlas en otras partes del cuerpo humano.

La aplasia congénita presenta la misma forma que una herida abierta y similar a una úlcera. A menudo este defecto es localizado en la coronilla, donde el pelo nace en espiral y, si tiene un tamaño pequeño generalmente presenta el estado de cicatriz. En cambio, en los casos en los que el bebé nace con una aplasia congénita grande hay que realizar una operación quirúrgica para cerrar la herida abierta y evitar los riesgos de la hipotricosis para el recién nacido.

Alopecia triangular

Alopecia triangular (triangularis alopecia) es un defecto parecido a la aplasia congénita. Se presenta como un parche triangular en la piel donde no crece el pelo ya que no existen folículos.

A diferencia de la aplasia congénita, la alopecia triangular no muestra una herida abierta en el nacimiento, lo que evita peligros de infecciones en el bebé. A largo plazo los efectos son los mismos. Un parche de calvicie. El tratamiento para este tipo de alopecia es un injerto capilar ya que con este procedimiento pueden ser implantados folículos pilosos en el área con calvicie.

Atriquia congénita

Atriquia congénita o atriquia papular es un defecto genético que causa pérdida de cabello. Normalmente es considerada como hipotricosis, aunque no es exactamente lo mismo. Para comprender el patrón de la atriquia congénita hay que mencionar que los bebés pueden nacer con pelo en la cabeza, igual que el resto, pero en la primera infancia sufren la pérdida del pelo, haciéndose esta indefinida. El pelo nunca vuelve a crecer.

El mecanismo de atriquia congénita no es comprendido a fondo. Se piensa que actúa en la fase telógena de los folículos pilosos, cuando estos descansan en la infancia. Los dos tipos de células de los folículos, las células epiteliales y papilas dérmicas no funcionan al unísono. En su lugar, cuando las células epiteliales del folículo se retraen, las dérmicas no lo hacen, rompiendo el contacto que deberían mantener. Esto es lo que provoca la llamada atriquia congénita. La separación de las células epiteliales de la papila dérmica no permiten entrar en la fase anágena donde el cabello comienza a crecer.

Atriquia congénita es un fallo genético que clínicamente está documentado en familias aunque, también puede producirse sin antecedentes familiares. Algunos recién nacidos son detectados con atriquia congénita sin que sus padres tengan conocimiento de casos en la familia. Algunas personas diagnosticadas con alopecia universal tienen en realidad Atriquia congénita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *