Champú de cebolla y ajo ¡EL ANTES Y DESPUÉS!

El ajo y la cebolla aportan propiedades para la salud del pelo y los folículos pilosos. Los numerosos principios de ambos aportan efectos contra la caída del cabello y pueden mejorar algunas debilidades del sistema celular que proporciona el tejido idóneo para el nacimiento del pelo. Así que usar el champú de cebolla y ajo es beneficioso.

Este producto para la higiene capilar tiene diferentes sustancias que hacen que pueda ser ideal incluirlo en tu rutina de lavado o como cosmético para la salud del cabello. Aporta aceites esenciales, ácidos grasos, un conjunto de vitaminas A, B y C que protegen y dan vitalidad desde la raíz hasta las puntas y varios minerales como el hierro y azufre.

Pero como está compuesto por dos alimentos naturales que por separado son sensacionales vamos a ver cuáles son los beneficios que tienen cuando los juntas en un único producto.

Champú de cebolla y ajo

Si hacemos la unión sale una mezcla mucho más potente. Algunas características al unir el ajo y la cebolla, como por ejemplo la propiedad antibacteriana de ambos aumenta.

En el champú de cebolla y ajo hay una mayor concentración de principios activos antibacterianos. Y esto es bueno porque puede servir para complementar un tratamiento para la tiña o una infección micótica.

champu de cebolla ajoEl aporte que hace en distintos nutrientes y ácidos esenciales regulan la sequedad, evita el cuero cabelludo seco, si existe descamación y falta de hidratación.

En el lado opuesto, cuando tienes el pelo graso también funciona. Y esto es porque actúa regulando el sebo capilar. Lo nivela y si hay mucho como poco fomenta que se alcance un equilibrio en el conjunto de folículos que cubren la cabeza.

Asimismo, el champú con cebolla y ajo calma la irritación, frena el picor y reduce la inflamación del folículo piloso. Incluso en algunos casos estimula y mejora el crecimiento natural del cabello. Alivia, como ya hemos mencionado algunos desórdenes sebáceos. Algo que es fundamental para mantener un pelo sano, frondoso y saludable libre de caspa o grasa.

Cómo usar el champú de cebolla y ajo

La forma más común es dos o tres veces por semana. Y su forma de uso es igual que harías con otro champú salvo que debes dejar que actúe durante un tiempo de 4 a 5 minutos. Por lo demás es muy sencillo.

  1. Vierte una pequeña cantidad en la palma de la mano. Justo la necesaria para poder abarcar todo el cabello, extender bien y masajear el cuero cabelludo con las yemas de los dedos. Fíjate que la cantidad puede variar si tienes pelo largo, corto o media melena. E igual sucede si tienes más o menos cantidad. Por eso la medida es aproximada, similar al que utilizas habitualmente.
  2. Después debes dejar que actúe unos minutos, de cuatro a cinco. Puedes aprovechar para enjabonarte el resto del cuerpo si estás en la ducha.
  3. Una vez pasados varios minutos tienes que aclarar el pelo con abundante agua.
  4. Fin del tratamiento con el champú de cebolla y ajo.

Para que tenga mejores efectos puedes añadir una mascarilla nutritiva después de cada lavado. Tanto casera como comprada. Lo ideal es que encuentres una para tu tipo de cabello, si es liso o rizado, graso o seco, para no alterar el equilibrio que te proporcionan los champús con ajo y cebolla. Además, de nutrir con mayor profundidad y aportar diferentes toques aromáticos a todo el cabello sentirás que lo tienes más fuerte y grueso.

Ahora bien. Quizás quieras saber qué cosas te aporta al utilizar su composición por separado, así que vamos a ver las propiedades de uno y otro. Primero el champú con cebolla y después, continuaremos con el de ajo.

Champú de cebolla para la caída del cabello

cebollas frescasTiene mucho contenido en azufre y puede funcionar para combatir infecciones del cuero cabelludo como hongos, tiña y solucionar ciertos picores producidos por irritación y la aparición de granos.

Rico en alicina y aliína el champú de cebolla mejora la irrigación de la sangre en los folículos pilosos, aumenta el flujo y la llegada de nutrientes para que el pelo pueda crecer más sano. Es antiinflamatorio y antioxidante, propiedad que protege del estrés oxidativo y evita el deterioro de la fibras capilares.

Es también un cosmético seborregulador por lo que para casos de caspa o exceso de grasa está recomendado. Tanto cuando hay demasiado sebo capilar como cuando el cuero cabelludo está seco el remedio es regular la secreción y aumentar la hidratación. Y esto hace que el ecosistema capilar sea más sano, no haya obstrucción y suciedad o demasiada sequedad en el sistema celular.

Con la llegada de los nutrientes, además, es posible una síntesis más exuberante del colágeno natural. Algo que es fundamental para que pueda crearse las fibras de queratina y toda la estructura del pelo.

Así que con todo esto que aporta, pasamos a ver el otro ingrediente por separado.

Champú de ajo

ajos para champuEs fabricado a partir del bulbo de Allium sativum y tiene gran cantidad de enzimas y compuestos sulfurosos. También es un producto con propiedades antibacterianas y antifúngicas, por lo que es muy utilizado como cosmético medicinal para el cuero cabelludo.

El extracto de ajo tiene beneficios para la piel y sirve para tratar infecciones cutáneas, así que en la cabeza también hace su efecto.

El olor del champú de ajo es totalmente diferente al ajo que se utiliza en la cocina. Es decir, que cuando es procesado para extraer sus principios activos es eliminado todo el olor para que resulte agradable y práctico usarlo. Puedes lavarte el pelo con él y sentir ricas fragancias naturales. Eso sí, muy alejadas de la pestilencia de los ajos machacados. Aunque conserva sus beneficios que son:

  • Reducir el picor del cuero cabelludo.
  • Eliminar infecciones bacterianas.
  • Aumentar el riego sanguíneo a los folículos.
  • Frenar el adelgazamiento capilar.

Así que si todavía no lo has utilizado, te animamos a que lo pruebes. Seguro que te encanta.

12 Respuestas

  1. Gabriela de Peña dice:

    Donde puedo comprar este champú y me sirve para la caída del pelo ?
    Tb he escuchado que es bueno agregar un poquito de vodka al champú

  2. Nubia dice:

    Hola me teñi el cabello de rubio me lo decolore y me lo teñi de rubio mi pregunta es con el shampoo de cebolla no cambiaría mi tono rubio ?

  3. fiorella dice:

    como preparo el shampoo de ajo y cebolla

    • Carol dice:

      Compra un shampoo natural le agregas una cebolla pequeña picada en pedasitos pequeño dos dientes de ajos picado pequeño tambie le lo agregas a shampoo preferible mente haslo un lunes asi caundo te la laves el fin se semana ya abran botado todo el jugo y se a mesclado con el shampoo laba tu cabello normalmente como de costubre

  4. Ada dice:

    No dudo de sus propiedades pero me preocupa seriamente el olor a ajo y cebolla. Que no es precisamente un olor a limpio. Eso es tomado en cuenta a la hora de la preparacion de los mismos?

    • Laura dice:

      Ada, no te preocupes, no huele. Yo me lo preparo en casa con champú normal y una cebolla grande, y te aseguro que durante el lavado huele un poco, pero en cuando te aclaras el pelo y lo seas, el olor desaparece. No digo yo que un perro o alguien con un olfato sobrehumano no podrían detectar algún rastro, pero yo he preguntado a mi chico, a mi madre, a mis hermanas, a amigas, que me olieran la cabeza al poco de lavármela con mi champú casero, y todos me han dicho que no huele a cebolla, que huele sólo al perfume del champú.

      Como te digo, uso un champú normal, en mi caso de camomila porque soy castaña clarita y la camomila me lo deja más brillante, pero el champú es normal, para cabello normal, sin ninguna floritura.
      Cojo una cebolla mediana un poco grande (eso ya depende del bote de champú con el que la vayas a mezclar, el mío es de 375 ml) pelada y si alguna capa tiene un color parduzco, se la quito, sólo uso la parte fresca de la cebolla, y, atención, le pongo al recipiente de la batidora 50 cc de alcohol del normal de toda la vida (esto me lo dijo un amigo farmacéutico, el alcohol destila los componentes de la mejor, de hecho se usa en perfumería para destilar el aroma de las flores) y 25 de agua destilada (uso un cacito medidor de esos que vienen con la harina). Que el agua sea destilada es porque está más limpia que la del grifo, pero no tiene ninguna otra influencia. Luego bato y cuelo con una media doblada en 4 (al batir la cebolla con el alcohol y el agua se hace una pasta muy fina que se cuela por los coladores normales), apretando un poco para que salga el jugo, pero no demasiado, o la pasta se colará también.
      Te quedará una pasta fibrosa, como serrín mojado en la media y un jugo blancuzco turbio en el recipiente donde hayas colado el “batido” que tienes que tapar dejar reposar y evaporar durante un día más o menos (lo puedes tapar con algún paño limpio poroso para el alcohol evapore y no le caigan impurezas, si quieres, o dejarlo sin tapar en algún sitio aireado pero que veas que no le va a caer polvo o cosas así), entonces verás que en el fondo se han depositado los posos que no pudiste colar del todo y el volumen se ha reducido porque el alcohol se ha evaporado casi en su totalidad (si queda un poco es una cantidad insignificante y al mezclarlo con el champú y usarlo vas a ver que no reseca nada ni el pelo ni la piel).
      Y nada, ya sólo te queda volcar el recipiente con cuidado de no echar los posos en el bote de champú, que no creo yo que la mezcla se vaya a estropear si le cae algún poso, pero yo qué sé, igual deja pegote o qué sé yo.
      No he probado lo del ajo, mira, igual la siguiente remesa le pongo un par de dientes de ajo…

      Como una tiene alma de científica y en realidad a mí estos remedios de la abuela nunca me han convencido mucho, yo al principio de usarlo hice la prueba a lavarme la mitad izquierda, con este champú, y la otra con el normal, y vaya si funciona. A ver, no es tan eficaz como los champúes de selenio, y en invierno, que es cuando los picores me atacan más, he necesitado hacer un pequeño tratamiento de un par de semanas con el Elvive de selenio que llevo usando años, pero eso es todo. Hace casi dos años que sólo me lavo con este champú casero, salvo el invierno pasado, que tuve que tirar del de selenio y me imagino que ahora que ha venido el invierno de verdad, probablemente en unas semanas vuelva a necesitarlo, y te juro que el resto del año, ni un solo picor, y yo era de las que en cuanto dejaba el champú de selenio 3 o 4 semanas me volvían los picores.
      Además, y esto sé que es probable que sea placebo, o ilusión subjetiva, tengo la impresión de que tengo el pelo más brillante y que incluso me crece algo más deprisa. Mi chico dice que no sabe (hombres…! jaja), mi madre dice que ella también lo nota, y mi hermana adolescente dice que no (claro, que cualquiera se fía de una adolescente y sus complejos y envidias, jaja), y bueno, tampoco he preguntado mucho más porque no quiero parecer que voy de guay, jeje, así que sobre esto último no sé qué pensar, pero que los picores han desaparecido en un 95%, es cierto. No sé en casos más graves de dermatitis severas o algo así, pero en mi caso de picores de intensidad y frecuencia de media a ligeramente intensa, mano d santo, y sin un solo componente sintético o metálico.

      Probaré a añadirle ajo, a ver su consigo independizarme del selenio para siempre, y además favorecer a la agricultura nacional, jaja.

      Chao.

  5. Fernando dice:

    Hola soy de Bucaramanga donde puedo comprar el champú

  6. Roberto dice:

    Muy muy buenos consejos

  7. Lia dice:

    Donde se puede conseguir este champú soy de argentina

  8. Graciela dice:

    Hola a los que vayais a hacer champu de cebolla casero , que por cierto no deja olor en el pelo (al menos no la cebolla blanca) os recomiendo que useis un bote que no tengais pensado utilizar de nuevo o que le hayais cogido aprecio porque ahí sí que se queda un olor asqueroso que no hay quien lo quite; una alternativa es usar una botellita de agua ,a mi personalmente no me importa deshacerme de la botella de agua…

  9. Marcela Ramirez dice:

    El ajo verdaderamente funciona y tampoco deja olor después de que el cabello este seco no se siente olor alguno. Añado un ajo machacado a mi champú y listo. Ahora tengo ganas de agregarle la cebolla. Les cuento sufría mucho con el acné de mi cuero cabelludo mucha piquiña. Y el ajo me ayuda muchísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *